1
Un equipo de investigadores de las universidades de Cardiff, en Reino Unido, y Estocolmo, Suecia, ha demostrado que las criaturas del océano producen grandes cantidades de los gases de efecto invernadero.