1

En su condición de naturales y prácticamente vírgenes radica su principal atractivo, las quince calas que conforman la costa sur de Peñíscola ofrecen al turista una experiencia distinta a la que encuentran en las interminables playas urbanas de arena fina y blanca.