1
19 Vistas
El apoyo de la Unión Europea al proyecto MICRO B3 contribuyó a la investigación publicada en la revista «Science Advances». El equipo descubrió que si bien las fuentes de contaminación estaban a gran distancia y no había residuos de plástico en la mayoría de las aguas árticas estudiadas, sí que se encontraron concentraciones elevadas en las zonas más al norte y el este de los mares de Groenlandia y Barents.

Los científicos analizaron la magnitud, la distribución y las fuentes de contaminación por plásticos en las aguas superficiales del océano Ártico a partir de los datos recabados por la expedición circumpolar Tara Oceans 2013. El proyecto MICRO B3 (Marine Microbial Biodiversity, Bioinformatics and Biotechnology) concluyó en 2015 y pero su trabajo se reflejó en Tara Oceans.
¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas