2
Los pescadores de Roses decidieron crear en en 2013 una reserva marina para intentar recuperar las debilitadas poblaciones de merluza. El objetivo era que en la zona vedada, que mide unos 50 kilómetros cuadrados, los alevines de la especie pudieran crecer sin problemas y ello sirviera para reforzar los estocs a medio plazo.