1

Los arrecifes de coral del Cantábrico



Los arrecifes de coral no solo se encuentran en latitudes tropicales. A escasas millas de la costa cantábrica encontramos formaciones de enormes dimensiones que, si no fuese por la oscuridad del agua que las circunda, podríamos pensar que estamos en la Gran Barrera Australiana.



Estos arrecifes son muy similares a los tropicales, pero están compuestos por otras especies, con formas de vida diferentes. Dado que viven en una completa oscuridad, a cientos de metros de profundidad, los corales de aguas frías no establecen simbiosis con algas y se alimentan exclusivamente de la materia que se resuspende en el fondo.



Al igual que los tropicales, los corales de aguas profundas generan una estructura tridimensional que favorece la presencia de multitud de otras especies: esponjas, crustáceos, anémonas, peces,...













El vídeo minuto a minuto



La primera secuencia muestra el buque oceanográfico Ramón Margalef saliendo del puerto.



Después puede observarse la sala de control del ROV Liropus y en una de las pantallas puede apreciarse el radar en el momento en el que se localizó el lander, una plataforma científica que se fondeó en el cañón durante un año para estudiar los procesos físicos que permiten el asentamiento de corales de aguas profundas.



En el minuto 01:11 puede observarse un rape, y es que estos sistemas de cañones constituyen hábitats esenciales para especies de interés comercial, de manera que, proteger estas zonas, no tiene solo un beneficio conservacionista, sino que además favorece el estado de las poblaciones explotables en las zonas colindantes.



En el minuto 1:34 aparece un tiburón de profundidad conocido como negrito. En el 1:55 se observan esponjas hexactinélidas, especies muy sensibles de crecimiento muy lento que pueden tener varios siglos de edad. En el minuto 2:07 se ve un pulpo, en el 2:44 un pequeño cangrejo y en el 2:55 dos de las especies de coral profundo más habituales de los arrecifes: Lophelia pertusa y Madrepora oculata. En el 3:34 se observan corales negros, muy apreciados en joyería. En el 3:41 se ven jardines de coral, que suelen ser gorgonias, animales que forman estructuras arbóreas.



El proyecto INDEMARES



España es uno de los países europeos más ricos en términos de biodiversidad marina. Cuenta con 8.000 km de costa que acogen alrededor de 23 millones de personas, es decir un 58% de la población total española. El aumento de la presión de las actividades humanas en el medio marino está mermando la salud de los océanos y la disponibilidad de los recursos naturales que albergan. La protección de nuestros mares es imprescindible.



En España, casi una cuarta parte del territorio terrestre forma ya parte de la Red Natura 2000. La conservación de su buen estado ecológico cuenta con la garantía de esta figura de protección. Sin embargo, en el ámbito marino, la Red Natura se encuentra en un estado de desarrollo embrionario. Los altos costes y la complejidad asociados a la realización de inventarios en zonas alejadas de la costa y a grandes profundidades dificultan la disponibilidad de la información científica sobre hábitats y especies que debe guiar la identificación de los espacios a incluir en dicha Red. Para recabar dicha información y emprender las acciones de conservación y gestión oportunas, es preciso realizar un gran esfuerzo de caracterización de los ecosistemas marinos.



Aquí es donde surge el proyecto LIFE+ INDEMARES “Inventario y designación de la Red Natura 2000 en áreas marinas del Estado español” cuyo principal objetivo es contribuir a la protección y uso sostenible de la biodiversidad en los mares españoles mediante la identificación de espacios de valor para la Red Natura 2000.



Las actuaciones previstas en el marco del proyecto se desarrollan entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2013. Cuenta con un presupuesto de 15,4 millones de euros, cofinanciado por la Comisión Europea en un 50%.



Coordinado por la Fundación Biodiversidad, el proyecto tiene un enfoque participativo e integra el trabajo de instituciones de referencia en el ámbito de la gestión, la investigación y la conservación del medio marino: el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el Instituto Español de Oceanografía, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ALNITAK, la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos, OCEANA, la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario, SEO/BirdLife y WWF España.



En el proyecto se estudian 10 áreas: Cañón de Avilés, Banco de Galicia, Chimeneas de Cádiz, Seco de los Olivos, lsla de Alborán y conos volcánicos, Delta del Ebro-Columbretes, Cañón de Creus, Canal de Menorca, Banco de la Concepción y Sur de Fuerteventura. La responsabilidad de las investigaciones en las cinco áreas de la zona atlántica, más la parte de la plataforma continental del Canal de Menorca, recae sobre el Instituto Español de Oceanografía.



El Instituto Español de Oceanografía (IEO), es un organismo público de investigación (OPI), dependiente de la Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, dedicado a la investigación en ciencias del mar, especialmente en lo relacionado con el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino. El IEO representa a España en la mayoría de los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos. Cuenta con nueve centros oceanográficos costeros, cinco plantas de experimentación de cultivos marinos, 12 estaciones mareográficas, una estación receptora de imágenes de satélites y una flota compuesta por siete buques oceanográficos, entre los que destaca el Cornide de Saavedra, el Ramón Margalef y el Ángeles Alvariño, los dos últimos cofinanciados con fondos FEDER. El IEO además cuenta con un Vehículo de Observación Remota (ROV) del modelo Super Mohawk II denominado Liropus 2000, también cofinanciado con fondos FEDER.



Fuente: Instituto Español de Oceanografía


Ver también: Las primeras imágenes de los fondos del golfo de Cádiz