1

La música de las profundidades marinas se parecía hasta hace algunos años a la de un bosque en el que algunos de sus pájaros tienen el tamaño de vagones de tren. Michel André (Toulouse, 1963), director del Laboratorio de Aplicaciones Bioacústicas de la Universidad Politécnica de Catalunya, puso el oído en el agua para aprenderse el abecedario de los cetáceos y que no se convierta en una lengua muerta.