1
Cada primavera la Operación IceBridge de la NASA hace dos vuelos a través de la parte norteamericana del Océano Ártico, al norte de Groenlandia, Canadá, y todo el camino a Alaska, y viceversa, para observar el hielo marino. Esta fotografía fue adquirida por el Sistema de Cartografía Digital (DMS): una cámara que mira directamente al terreno por debajo del avión durante uno de esos vuelos el 1 de abril de 2015.

Según el científico del hielo marino Sinead Farrell, la imagen muestra el hielo marino típico, ligeramente deformado de primer año. Son visibles en la superficie pequeñas crestas de presión y sastrugi (dunas de nieve). Sin embargo lo que es poco común acerca de la imagen, es que fue capturada durante las primeras horas del crepúsculo. La falta de luz solar proporciona una oportunidad para que la DMS obtenenga una visión de rayos láser oteando el hielo marino. Al lado de la DMS en la panza del avión, el Airborne Topographic Mapper (ATM) envía pulsos de luz láser desde un espejo giratorio y sobre el hielo debajo. Esta foto muestra el patrón de lectura elíptico del ATM, que hizo 94 disparos de láser en una trigésima de un segundo cuando el obturador de la cámara DMS estaba abierto.

Por el tiempo del viaje de ida y vuelta de los pulsos de luz y la contabilidad de la ubicación y altitud del avión, los científicos pueden determinar la altura de la superficie del hielo. Volar el mismo camino todos los años ofrece información detallada sobre cómo ha cambiado la altura de la superficie del hielo. Esta información, a su vez, contribuye a los cálculos de espesor del hielo marino en estas áreas, que los científicos han demostrado que se están adelgazando.