1

Un tiburón pasea por las aguas oscuras, sus dientes afilados resplandecen en la profundidad, el leve movimiento de sus aletas espanta al resto de los peces, se acerca sin disimulo... ¿Una pesadilla? No, todo lo contrario, es el plan perfecto para que los niños vivan una apasionante aventura nocturna en contacto directo con la Naturaleza.