1
El calentamiento global a largo plazo puede tener unos efectos muy negativos sobre el territorio español, especialmente sobre la estabilidad de las líneas de costa, altamente pobladas en España.