1

Pese a ser de los tipos menos peligrosos, y a estar más que acostumbrados a ella, la medusa cotylorhiza tuberculata, más conocida como huevo frito, puede llegar a suponer un auténtico fastidio para los veraneantes que disfrutan de los meses de verano en el Mar Menor. El año pasado ya se registró un aumento de la población de estas medusas y este verano la laguna podría alcanzar de nuevo los ochenta millones de individuos, como ocurrió también en los años de mayor proliferación entre 1995 y 2005 cuando se recogían hasta cien millones de ejemplares.