1

Jobs era un vegano confeso desde su juventud. En principio, esto podría no suponer mayor problema. Aunque una dieta estríctamente vegana puede presentar algunas carencias nutricionales, bien es cierto que se pueden suplir mediante complementos. Pero lo que condenó a Jobs no fue su veganismo, sino las erráticas decisiones que tomó una vez que fue diagnosticado de cáncer de páncreas, y quizá, los desórdenes alimentarios que tuvo durante toda su vida