1
27 Vistas
El modelo creado por Ristroph y su colega se compone de cuatro alas con forma de gota de agua, unidos a una estructura formada por tres círculos. Frente a otras propuestas de pequeños drones basados en insectos, como el ingenio holandés DelFly que imita una libélula, su idea logra mantener la estabilidad en el aire sin ningún tipo de sensores, abaratando los costes de una futura producción.


¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas