1
Los elefantes marinos han ayudado a demostrar que el agua dulce de las plataformas de hielo antárticas, ralentiza la formación de las corrientes marinas que regulan las temperaturas globales.