1
Científicos de la Universidad Cezch de Ciencias de la Vida en Praga han encontrado que los perros son sensibles al magnetismo de la Tierra. De hecho, son tan sensibles que alinean sus cacas con el campo magnético del planeta. No sé lo que significa eso y por qué es útil, pero me resulta fascinante.