1
Cambios climáticos, como por ejemplo las oscilaciones del sur de El Niño, afectan a las redes alimentarias. También lo hacen en los océanos del sur de la India y del océano Atlántico las oscilaciones irregulares en las temperaturas superficiales del mar, que pueden crear momentos dipolo, es decir, en los que dos masas a gran escala de calor y frío se encuentran agua.