1
Se abre al público el 28 de noviembre en la Casa de América

La memoria histórica y la apreciación son raros rasgos en un entorno en rápida evolución.

En el caso de España, la generación de hoy, al igual que la de los países con un pasado colonial, tiene menos conocimiento y entusiasmo que la gente de los países que habían subyugado. Los antiguos colonos, entre ellos los filipinos, no están exentos de saber menos sobre su propia relación con España.

Montar una gran exposición en Madrid titulada "Los vínculos duraderos con España, Las Iglesias de las Filipinas (The Lasting Links with Spain, The Churches of the Philippines)", es un reto en esta regulación de las relaciones históricas de Filipinas-España.

Situada en una gran galería en la Casa de América, un gran palacio y ahora un centro cultural a sólo una cuadra de distancia de Museo del Prado, la exposición presentará una reevaluación contemporánea de la presencia española, desde el proselitismo, la construcción de iglesias de piedra, para alentar la estimación de las antiguas iglesias que son emblemas de los vínculos entre los dos países.

Con las iglesias como enfoque, la exposición presentará las dimensiones en las relaciones entre Filipinas y España no conocidas previamente, interesar y concienciar a los españoles a saborear y reflexionar sobre la historia de Filipinas.

Se inicia con la rivalidad del siglo XVI entre Portugal y España para asegurar valiosas especias de las Indias, y la casi temeraria pero persuasiva propuesta de Magallanes al joven rey Carlos de conocer la manera de llegar a las Indias llendo hacia el oeste, a la búsqueda de un pasaje a las Américas por el gran Océano Pacífico y llegar a las Islas de las Especias.

El factor decisivo sería la tentadora promesa de Magallanes de que la nueva ruta cosecharía riquezas para la corona, mil veces más de lo que el explorador Vasco de Gama hizo para el rey portugués.

A pesar de la primacía comercial del primer viaje, los misioneros acompañaron todos los viajes posteriores a partir de entonces con la intención de hacer proselitismo a los nativos. Sus iniciales actos de caridad e intenso celo para el mejoramiento de los nativos se hicieron apreciar entre los nativos, y comenzó la conversión religiosa en números significativos.

En muchos casos, los frailes protegieron a los filipinos de las depredaciones de los soldados españoles y los rapaces civiles.

Cuando los frailes iniciaron la construcción de las iglesias, las primeras estructuras con techos de paja, piedra más tarde, fueron utilizados los indígenas católicos desde los ancianos a los niños para ayudar en la construcción. Exenciones en el pago de tributo se añadieron como incentivos a las primeras imponentes estructuras de piedra erigidas.

Significativo

La construcción de iglesias utilizando vírgenes árboles colosales, mortero, ladrillo y piedra de coral era una empresa importante. El acarreo de árboles a menudo solo se lograba por un equipo de más de 100 carabaos arrastrándolos a grandes distancias hasta la obra.

Esta exposición tiene su origen en 1990, después de la destrucción de la herencia de varias iglesias por un terremoto. Rafael Ortigas Jr., fundador de la Fundación de Ortigas, se embarcó en la documentación de las iglesias de piedra aún en pie en las Filipinas.

La Fundación Biblioteca Ortigas posee ahora la más amplia documentación de las iglesias restantes, y hace varios años se convirtió en la base para su primera impronta publicada, "La Casa de Dio". La investigación y la preparación de esta exposición era formidable, pero ayudó considerablemente a la colección de la biblioteca de la fundación en más de 20.000 volúmenes de libros, grabados, mapas, y fotos raras.

Con antiguos dibujos, grabados y fotografías contemporáneas, los huéspedes pueden maravillarse con las menos de 400 iglesias restantes y su peculiar arquitectura adaptada a los trópicos, integrada por un conjunto de frailes y artesanos que vinieron de Europa, América y China. Desconocidos trabajadores cualificados nativos lograron insertar los detalles arquitectónicos indígenas aquí y allá.

Cinco iglesias Miagao en Iloilo; Tumauini en la provincia de Isabela; Baclayon en Bohol; Paoay en Ilocos Norte; y la Basílica del Sto. Niño en Cebu, se destacan visualmente como ejemplos de la arquitectura de la distintiva arquitectura de la iglesia filipina.

Iglesias en la historia de Filipinas

Las iglesias de Filipinas han tenido una participación importante en la historia de Filipinas. Las primeras iglesias en Bohol con formidables atalayas de piedra protegían las aldeas de los piratas y traficantes de esclavos.

Aparte de los devocionales diarios, las iglesias eran reuniones importantes para la Semana Santa, Navidad y otros días santos, dando a la colonia un patrón recurrente de conmemoraciones en todo el año, lo unió a los pueblos indígenas a germinar una naciente conciencia nacional.

Durante la revolución contra España, algunas iglesias fueron quemadas y dañadas. Objeto de la ira de los filipinos que identificaron a la comunidad de frailes y sus vastos latifundios como la raíz de la opresión continua y la pobreza.

En la revolución filipina contra España y, más tarde, la Guerra Española-Americana, las iglesias fueron utilizadas como refugio o, en el caso de la catedral de Manila, una prisión para los soldados españoles encarcelados.

A tan sólo dos semanas antes del estallido de la Guerra Filipino-Americana, un grupo de caballeros leales al presidente Emilio Aguinaldo, se reunió el 21 de enero de 1899, en la iglesia en Malolos Bulacan para discutir y aprobar la primera constitución de la república en ciernes.

El incidente más desesperado del uso de una iglesia fue el de la iglesia Balangiga en Samar durante la Guerra Filipino-Americana. En la mañana del 28 de septiembre de 1901, cuando las campanas de la iglesia estaban tocando como una señal, la gente del pueblo salió corriendo de la iglesia, sorprendió y mató a 48 soldados estadounidenses de infantería.

En los cerca de 350 años desde que fue erigido en 1582 el primer edificio de iglesia de piedra por el P. Antonio Cedeño, SJ, las iglesias han capeado las tormentas, inundaciones, terremotos catastróficos, incendios y destrucción hecha por el hombre.

Hoy en día las iglesias restantes en Filipinas, documentadas y fotografiadas asiduamente en un lapso de 20 años por la Fundación Biblioteca Ortigas, están en diferentes grados de deterioro. El año pasado, el supertifón "Yolanda", y un gran terremoto golpeó la región de Visayas, y más de una docena de iglesias sufrieron daños importantes, incluyendo la Iglesia de Baclayon, la iglesia más antigua que existe en el país.

Alerta del Patrimonio

El núcleo de la exposición es para alertar a aquellos que valoran la preservación del patrimonio de que estas iglesias son los vínculos estructurales restantes con España y requieren protección y apoyo. Las fotografías antes y después de la destrucción esperan inculcar una resolución pública para ayudar a reconstruir estos recordatorios de nuestra herencia española.

La exposición termina con notables los esfuerzos que está realizando un pequeño grupo de conservacionistas-clérigos, ciudadanos privados y organizaciones sin fines de lucro que restauran sus pintorescas iglesias originales como la Iglesia de San Sebastián, en Manila y la Catedral en Cebú.

Uno de los trabajos de restauración más finos realizados ha sido hecho en la catedral de Manila, que reabrió sus puertas en abril de este año, después de dos años de arduo trabajo. La catedral ha sido testigo de varias reconstrucciones a partir de cero, ya que fue construida con nipa, madera y bambú en 1581.

El ex embajador español en Filipinas Jorge Domecq fue fundamental en la obtención de la Casa de América (Plaza de la Cibeles, 2) para esta exposición, que se abre al público el 28 de noviembre y tiene una duración de dos meses.

El embajador de Filipinas en España Carlos Salinas ha facilitado los preparativos de la exposición. Pioneer Seguros ha suscrito la cobertura del seguro en el montaje de la exposición. La Fundación de San José de Cebú es uno de los patrocinadores principales.

El Instituto Cervantes ayudará en la traducción al español de las notas de la exhibición. La Fundación Biblioteca Ortigas, con su misión de preservar y educar al público sobre el patrimonio de Filipinas, es el principal asegurador.

Para más información de la Fundación se puede llegar a través de su página web www.ortigasfoundationlibrary.com.ph

Para leer la noticia en inglés pinchar en el titular.