1

El mar Mediterráneo, es un mar como todos sabemos, conectado con el Océano Atlántico, rodeado por la región Mediterránea y casi completamente rodeado por la tierra: al norte con Anatolia y Europa, al sur con el norte de África y al este por el Levante. El mar es técnicamente una parte del Océano Atlántico, aunque se suele identificar como un cuerpo de agua completamente separado.

El nombre del Mediterráneo se deriva del Latín mediterraneus, que significa "tierra adentro" o "en el centro de la tierra" (de medius "medio" y terraneus "tierra"). Cubre un área aproximada de 2,5 millones de km² (965.000 millas cuadradas), pero su conexión con el Atlántico (el Estrecho de Gibraltar) tiene sólo 14 km (8,7 millas) de ancho. En oceanografía, es a veces llamado el Mar Mediterráneo Euroafricano o el Mar Mediterráneo Europeo para distinguirlo de los mares mediterráneos en otros lugares.





El mar Mediterráneo tiene una profundidad media de 1.500 m (4.900 pies) y el punto más profundo se registra 5.267 m (17.280 pies) en la fosa Calypso en el mar Jónico.

Era una ruta importante para los comerciantes y viajeros de la antigüedad lo que permitió el comercio y el intercambio cultural entre los pueblos emergentes de la región (culturas como las de Mesopotamia, Egipto, fenicia, cartaginesa, ibérica, griega, macedonia, iliria, tracia, levantina, gala, romana, albanesa, armenia, árabe, bereber, judía, eslava y turca). La historia de la región mediterránea es crucial para entender los orígenes y el desarrollo de muchas sociedades modernas. "Para las tres cuartas partes del mundo, el Mar Mediterráneo es igualmente el elemento unificador y el centro de la historia del mundo".