1
Una manada de 39 ballenas piloto murieron tras quedar varadas en una remota playa de Nueva Zelanda, dijeron el lunes funcionarios de conservación.

Los Rangers habían estado monitoreando a las criaturas marinas, pero eran impotentes para detenerlas en Golden Bay en la Isla Sur del país, dijo en un comunicado el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda.

El Gerente de Servicios de Conservación John Mason dijo que 12 de las ballenas murieron de forma natural y el resto fueron sacrificadas después de que los guardaparques determinaron que estaban demasiado lejos de la playa para ser reflotadas.



"Hemos sopesado cuidadosamente la posibilidad de ser capaces de reflotarlas y llevarlas con seguridad de vuelta al mar", dijo. "Pero nuestro personal, que tiene una amplia experiencia en el trato con los varamientos de ballenas en masa en Golden Bay, determinó que debido a diversos factores que era improbable que pudieran ser rescatadas".

"Han llegado muy alto a la playa en una marea grande", agregó. "Las grandes mareas están aumentando, llegando más lejos de la costa, por lo que sería difícil conseguir que grandes animales encuentren agua lo suficientemente profunda para reflotarse. Los fuertes vientos también dificultarían cualquier intento".

Varamientos masivos de ballenas piloto son comunes en Nueva Zelanda, pero los científicos tienen poco claro acerca de por qué los mamíferos marinos nadan a tierra en grandes grupos.