1

Igual que el garoé -árbol sagrado de los aborígenes herreños cuyas hojas captaban el agua de la niebla-, la central hidroeólica de El Hierro destilará gotas de agua desalada y luz gracias a la combinación del viento y el agua.


La central Gorona del Viento, inaugurada ayer, pretende convertir a El Hierro en la primera isla del mundo autosuficiente en electricidad. Ello ocurrirá de forma paulatina, no de la noche a la mañana.