1
En la última década, el océano Ártico ha sufrido unas pérdidas de hielo marino sin precedentes en la época veraniega, cuando se produce el deshielo. Durante los últimos años, la cobertura de aguas abiertas aumentó de menos de un mes a más de tres meses.