1

Una gran operación estaba en marcha en la noche del miércoles para rescatar a 24 miembros de la tripulación de un barco de carga que colisionó con otro navío de contenedores en el Mar del Norte.



La guardia costera holandesa dijo que el carguero Baltic Ace "es casi seguro que se ha hundido" tras el accidente en una ruta marítima a alrededor de 30 millas del puerto de Rotterdam.



Los tripulantes fueron encontrados en cuatro balsas salvavidas y estaban siendo puesto a salvo por dos helicópteros y tres botes salvavidas  que fueron despachados al lugar a las 7 pm el miércoles.



El barco de 148m (485ft) chocó con el buque portacontenedores de 134m (440ft) Corvus J cerca de una de las rutas marítimas más frecuentadas de la costa holandesa. El Baltic Ace, con un cargamento de coches, tenía una tripulación de 24, algunos de los cuales se cree que están en las heladas aguas.



"Hemos encontrado balsas salvavidas y la gente en ellas está siendo recogida por los helicópteros", dijo el portavoz de la guardia costera Peter Verburg.



Alrededor de 21:00, 11 miembros de la tripulación habían sido rescatados por helicópteros y dos más por buques, dijo el servicio de guardacostas. Los equipos de rescate estaban usando cámaras infrarrojas para buscar más sobrevivientes.



En un comunicado, el Ministerio de Defensa holandés dijo que dos naves de patrulla marina estaban ayudando en la búsqueda. "Los helicópteros están tratando, con fuerte viento y altas olas, traer a la gente a un lugar seguro", dijo el ministerio.



Verburg dijo que la tripulación de 12 hombres de la Corvus J todavía estaba a bordo de la nave, y que estaba ayudando en la operación de rescate. Los detalles de su carga no estaban disponibles de inmediato. "La nave está muy dañad, pero no en peligro de hundirse", dijo.



El portavoz del servicio de guardacostas dijo que la causa de la colisión no se conocía. "En este momento nos centramos exclusivamente en conseguir que la gente esté a salvo", dijo.



Cuatro de los sobrevivientes estaban siendo trasladados a un hospital de Rotterdam y siete a una base aérea en Bélgica.



El Baltic Ace se dirigía desde el puerto belga de Zeebrugge a Kotka en Finlandia y el Corvus J estaba en camino de Grangemouth en Escocia a Amberes, Bélgica.