1
Los crecientes niveles de sulfuro de hidrógeno gaseoso están haciendo que sea demasiado peligroso continuar los trabajos de rescate del lunes. Se cree que han muerto al menos 36 personas por la erupción del Monte Ontake en el centro de Japón.