1

Cuando ya se habían acallado los ecos del varamiento y posterior funeral del cachalote de playa Carrasco, una ballena franca llegó muerta el jueves pasado a la costa de Rocha sin provocar ninguna atención pública. Esa aparición fue entendida por los expertos como una “señal” que reafirma la hipótesis de la causa de muerte de las ballenas debido al daño auditivo provocado por las exploraciones sísmicas de la búsqueda de hidrocarburos.