1
La sede de la Organización de las Nacionales Unidas (ONU) en Nueva York fue testigo el pasado fin de semana un acuerdo que las organizaciones ecologistas califican de "histórico".

Los Estados se han comprometido a iniciar la elaboración de un tratado "vinculante" para la protección y uso sostenible de la biodiversidad en las aguas que quedan fuera de la jurisdicción de cada país.

Se trata de las aguas que están más allá de las 200 millas marinas desde la línea de costa de cada Estado.