1
Su cría intensiva ha ido desplazando otras maneras de vida y otros cultivos como el arroz; la creciente demanda hace que se esté destruyendo el manglar para construir más jaulas y a todo esto se le suma la contaminación que producen estas jaulas de acuicultura por el uso de químicos y medicamentos.