1
Escondidos a bordo de barcos, en las bodegas de los aviones o en cualquier entresijo de un camión, ratas y ratones se convierten en el vehículo perfecto para que los parásitos campen a sus anchas a lo largo del globo. Uno de ellos, Angiostrongylus cantonensis, procedente del sudeste de China, ha sido detectado en la isla de Tenerife, convirtiéndose en el primero de este tipo hallado en Europa en condiciones naturales.