1

El Vaticano, el Palacio de los papas de Avignon y el Castillo de Peñíscola, comparten el privilegio de haber sido, las únicas sedes pontificias que han existido a lo largo de la Historia de la Iglesia. Quizás por este motivo, el singular emplazamiento que eligieron los templarios en 1294 para construir su fortaleza, es el punto de destino elegido, anualmente, por más de 300.000 personas.

Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    5 + 4 =