1

Al escritor Federico Moccia se debe la moda. En uno de sus libros, sus protagonistas colgaban un candado en un puente de Roma, a modo de símbolo de su amor. Con el tiempo, los principales puentes de las ciudades más turísticas han visto aparecer estos elementos.



La ciudad de Peñíscola también tiene su particular rincón de los enamorados.