1
Se esperaba que la sonda, que ha pasado los últimos diez años y medio años moviéndose por el espacio en un sueño profundo, se despierte a sí misma a las 10:00 GMT, lista para enviar una señal a la Tierra.