2
Los hechos son indiscutibles: las poblaciones de peces del Mediterráneo están disminuyendo. Algunas de ellas están incluso al borde del agotamiento. En conjunto, el 93 % de las poblaciones de peces que se han evaluado están sobreexplotadas.