1
Un raro y muy inusual tiburón fue capturado el jueves pasado por pescadores de pesca de arrastre de Green Cape, al sur de Eden en la costa sur de Nueva Gales del Sur.

El pez de espeluznante apariencia, conocido como un tiburón duende (Mitsukurina owstoni), fue capturado accidentalmente por pescadores locales en una red junto con un montón de langostas.

El tiburón es a veces llamado un "fósil viviente" y se encuentra generalmente cerca del fondo marino a una profundidad de unos 1.200 metros.

Los arrastreros sabían que habían encontrado algo inusual ya que otro hombre de la localidad, el "viejo Errol", dijo que nunca había visto uno en todas sus décadas de pescar en las aguas locales.

tiburón duende Australia

Por suerte tenían a mano la experiencia del curador del Wharf Aquarium, Michael McMaster, y Alan Scrymgeour, de Sapphire Coast Marine Discovery Centre.

Los pescadores llevaron al pez para que fuese examinado por los dos el jueves después de que fuera entregado al acuario.

El Sr. Scrymgeour describe al tiburón como perteneciente a un "callejón sin salida evolutivo", siendo la única especie en su género que dejó de evolucionar hace unos 70 millones de años, durante la era de los dinosaurios.

Dijo que este espécimen sólo tendría dos o tres años, dada su longitud de aproximadamente 1,2 metros. Los tiburones duende adultos crecen hasta una longitud de 3,8 m.

tiburón duende Australia

El Sr. McMaster dijo que se sabía muy poco acerca de estas esquivas criaturas, que normalmente se encuentran en las aguas profundas de todo el mundo.

Dijo, sin embargo, que encuentran a su presa usando cientos de pequeños sensores en su "paleta nasal" que detecta pequeños campos eléctricos producidos por los crustáceos y cefalópodos de los que se alimenta.

"Sus dientes se encuentran a menudo en los cables eléctricos submarinos", dijo el Sr. McMaster.

"Muchos de los pescadores han estado diciendo que las corrientes son muy diferente este año", agregó, lo que podría tener algo que ver con cómo este tiburón encontró su camino en la red.

El Wharf Aquarium enviará ahora el pez al Museo Australiano de Sydney para su colección.