1
La especie no es nativa del océano Atlántico. El venenoso pez, que es rápido para reproducirse, es agresivo al buscar comida y podría comer cualquier cosa, y se atiborran tanto que desarrollan una enfermedad en el hígado. Sin predadores que los detengan —excepto el humano — estos animales son capaces de limpiar el 90% de un arrecife.