1
Las áreas marinas protegidas (AMP) son perímetros geográficamente definidos, regulados y administrados para propósitos de conservación y constituyen un verdadero refugio a la diversidad biológica, al resguardar los ecosistemas y permitir la reproducción de las especies marinas.