2
hablamar

31 Vistas

Una ballena varada ayer en una playa de Northland, Nueva Zelanda, haya sido sacrificada y enterrada.

El macho de Minke de 8m de longitud se quedó atrapado en la playa Patea, cerca de Whatuwhiwhi, ayer por la mañana.

Un equipo de voluntarios mantuvieron a la ballena húmeda durante todo el día y con el apoyo de dos embarcaciones fue puesta a flote ayer por la noche con la marea alta.

Pero poco después nadó de nuevo a aguas poco profundas, dijo la portavoz del Departamento de Conservación Carolyn Smith.

Junto con los iwi locales se tomó la decisión de realizar la eutanasia a la ballena cerca de la medianoche viendo sus dificultades y para evitar que se sufriese aún más, dijo.

"Fue muy angustioso y cuando regresó a la orilla había sangre saliendo de su boca".

Las ballenas minke son "muy frágiles" y no lidian bien con largos períodos de tiempo en tierra, dijo la Sra. Smith.

Se dijo un karakia (oración) antes de que muriese la ballena y fuese enterrada cerca de la playa.

Las ballenas utilizan el sonar para la dirección, pero a veces se confunden cuando se acercan a playas de poca profundidad, con pocas prestaciones de su sonar que rebota y las dirigen hacia la costa por error, dijo la Sra. Smith.



Editorial 


¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas