1
Muchas poblaciones de peces importantes viven tanto en el alta mar como en aguas costeras. Una gestión eficaz de la pesca de altura podría beneficiar a las aguas costeras en términos de productividad, y ayudaría a reducir los efectos del cambio climático.