1
Si bien representa menos del 1% de los componentes que conforman el aire, el dióxido de carbono emitido por los seres vivos así como por los productos residuales industriales, es una de las principales causas del cambio climático, especialmente aquél que tiene un origen antropogénico; es decir, aquel que se emite por las actividades humanas.