1
Comienza el verano y la afluencia masiva de visitantes a las costas. Durante los meses de julio y agosto los bañistas y las conocidas como aguamalas se ven las caras en su intento por ocupar las playas españolas. A pesar de la medusa no es una especie violenta ni depredadora, el roce con uno de estos cuerpos puede desembocar en una situación dolorosa y complicada.

Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    3 + 1 =



Quien ha votado este artículo

Subir imagen(s)

relacion-medusas-banistas.jpg