1

Es una receta sencilla pero con un resultado delicioso y sorprendente con el que podéis quedar como reyes, ya que la mezcla de sabores y texturas es estupenda y las gambas al ajillo escondidas bajo la costra alegrarán a los que las prueben. Si no tenéis rodaballo, podéis hacer este mismo plato con merluza y os quedará también de lujo.

Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    5 + 3 =