1

Para ir abriendo boca y calmar los nervios antes de que empiece el partido, lo mejor son snacks de esos que se pueden coger sin que se note que has cogido (al menos hasta que has vaciado el plato). Por ejemplo, podemos preparar este aperitivo de frutos secos tostados al curry o también unos garbanzos tostados picantes, aunque mis preferidas son las papas al horno con dip de parmesano a las finas hierbas, igual demasiado delicadas para la tensión del momento, pero una auténtica delicia.