1

Esta madrugada un par de grúas y un camión han procedido al rescate del cadáver de la ballena de la playa de La Concha de Donostia. La asociación Ámbar para la protección de la fauna marítima de Euskadi, el Ayuntamiento donostiarra y el Aquarium se han coordinando para encontrar un emplazamiento adecuado para enterrar la ballena que ayer quedó varada en la arena de La Concha. El rorcual, falleció ayer a las las 11.50 horas, después de que moviera la cola en unos estertores que vaticinaban su fallecimiento. Mide 16.6 metros y pesa unas 8-10 toneladas, la mitad de lo que debía pesar.