3

El cambio climático está provocando que el hielo que cubre el océano Ártico se derrita a gran velocidad. La desaparición del hielo supondría el aumento de las temperaturas de todo el mundo y la subida del nivel del mar. Pero en vez de encontrar soluciones para impedir el deshielo progresivo, numerosos países y empresas lo ven como una oportunidad para acceder más fácilmente a la zona con el fin de buscar petróleo.














Firma para salvar el Ártico: www.salvaelartico.es