1
Ha sido emitida una alerta de tsunami para Papua Nueva Guinea, tras un terremoto de 7,6 grados de magnitud.

El terremoto ha sacudido la región de Nueva Irlanda a una profundidad de unos 33 kilómetros.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico está advirtiendo que son posibles enormes olas (de 1 a 3 metros) hasta 1.000 kilómetros del epicentro.

"En base a los parámetros preliminares del terremoto, son posibles peligrosas olas de tsunami para las costas localizadas a menos de 1.000 kilómetros de del epicentro del terremoto", dice el Centro de Advertencia.

Se esperan olas de hata 30cm en las costas de:

Rusia, China, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Filipinas, Indonesia, Hawái, México, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y la Antártida.

La Agencia Meteorológica de Japón, sin embargo, dijo que no había riesgo de tsunami en Japón por el terremoto.

Funcionarios de la capital, Port Moresby, estaban trabajando para ponerse en contacto con sus homólogos en las provincias exteriores, pero no había habido informes de daños o lesiones a una hora del llamativo sismo, dijo Martin Mose, director en funciones del Centro Nacional de Desastres de Papúa Nueva Guinea. Nadie había informado haber visto ninguna ola de tsunami, añadió.

"La situación parece estar bajo control en esta etapa", dijo.

El sismo causó un fuerte temblor y tiro cosas de los estantes en Kokopo, pero no había provocado ningún reporte inmediato de daños, dijo Chris McKee, director asistente del Observatorio Geofísico en Port Moresby. Unas pocas personas en la capital dijeron sentir el terremoto, dijo.

Por la tarde, todavía no había avistamientos de actividad de olas inusuales y los funcionarios no estaban seguros de si se había generado un tsunami, dijo McKee.

"Si hubo un tsunami, ya habría afectado las costas cercanas", dijo.

Los terremotos son comunes en Papúa Nueva Guinea. El país se encuentra en el "Anillo de Fuego" - un arco de terremotos y actividad volcánica que se extiende alrededor de la Cuenca del Pacífico.