1
Tan lejos como el norte del mar de Barents, era el objetivo de una compañía de prospecciones sísmicas llamada Dolphin Geophysical, autorizada por el gobierno de Noruega para encontrar petróleo en estas aguas árticas. El área de muestreo alcanzaba el paralelo 80º norte del planeta desde el sur del maravilloso archipiélago de las Svalbard, morada de cetáceos y otros mamíferos marinos. Una zona que en invierno está helada y que es objetivo peligroso de las petroleras y del gobierno noruego.