1

Investigadores del CSIC en Cádiz desarrollan un sistema para conocer con anticipación cuándo llegarán grupos de medusas a las costas. Conocer esta información posibilita a las administraciones tomar medidas preventivas, como la colocación de redes antimedusa, con el fin de que estos invertebrados no lleguen a las playas.





Para conseguir determinar el lugar exacto al que llegarán las plagas, estos científicos deben tener en cuenta cómo influye el entorno en las medusas además de los vientos y mareas. Emplean boyas dotadas de un sistema de geolocalización por GPS para el seguimiento de sus grupos. Estas boyas siguen la misma ruta que estos organismos ya que, al igual que ellos, se desplazan con la corriente marina.