1
Esta terrina de salmón y queso al eneldo es un entrante de película para cualquier comida o cena de celebración. Se sirve en frío y casa muy bien con unas hojas de mezclum.