1
La iniciativa corre a cargo de OCEARCH, una organización sin ánimo de lucro formada por un grupo de audaces científicos y marineros que recorren los mares en su laboratorio flotante de 38 metros de largo y que capturan a los tiburones para etiquetarlos, monitorearlos y facilitar así la obtención de información sobre ellos.