4
El traje SEIE es un ingenioso traje presurizado diseñado para permitir escapar de submarinos accidentados hasta una profundidad de 183 metros. Subiendo a una velocidad de hasta tres metros por segundo, la regla número uno de la fuga submarina es "nunca contengas la respiración".