1
Al menos 21 personas murieron cuando las tropas del gobierno se enfrentaron con militantes vinculados al Estado Islámico en la ciudad de Marawi, en Filipinas, una ciudad en su mayoría musulmana de 200.000 habitantes en la isla meridional de Mindanao.



Un sacerdote y fieles católicos romanos fueron secuestrados y un jefe de policía decapitado después de que las fuerzas gubernamentales allanaran el escondite de un líder militante.