1

Las posibilidades de que España sufra un tsunami son escasas, aunque no sería la primera vez que la Península Ibérica sufre el ataque de olas gigantes. Un tsunami, que significa en japonés ola del puerto, surge normalmente como consecuencia de un sismo en el fondo del mar, lo que genera un efecto de "latigazo" hacia la superficie capaz de lograr olas de más de 30 metros. Si bien los científicos no son capaces de predecir cuándo y dónde se van a producir, sí conocen las zonas más peligrosas, y disponen de dispositivos capaces de alertar a una población sobre la llegada de una ola gigante.



Ver una infografía de tsunami