1
El precio fue un poco más de la mitad de la oferta ganadora del año pasado de 72 millones de yenes y muy por debajo del récord de 155 millones de yenes pagado en 2013.